Amazonas poderosas, Monokini 2.0.

Os quiero hablar de Monokini 2.0, o lo que es lo mismo, trajes de baño y de cáncer,  algo que a muchos como a mi, nos emociona y toca de cerca. Seguro que conoces a alguna mujer que ha pasado o está pasando por un cáncer de mama, quizá hasta tu misma. Es un “tema sensible”dicen, y con ese argumento a menudo se obvia. Seguro que como yo te has preguntado alguna vez el por qué aún no somos capaces de afrontarlo de una manera más natural en nuestro día a día.

Cuando una mujer lleva un pañuelo cubriéndole la cabeza a raíz de una quimioterapia se tiene que enfrentar a diario con una gran cantidad de gente que le rehuirá la mirada, o la mirará con morbo, o peor, con condescendencia, incluso otras mujeres pasando por su misma situación, la desaprobarán públicamente por no llevar una peluca que oculte su estado, no vaya a ser que incomodes a “los sanos”, – o ¿es que quieres dar pena? -
Estas actitudes son un lastre añadido al peso que cargan estas mujeres, las empujan a la exclusión social y fuerza el  buscar una aprobación errónea. ¿Por qué una mujer con cáncer tiene que esconderlo? ¿No sería más lógico que fuéramos nosotros, ignorantes de sus vicisitudes, los que tratáramos de que que disculparan nuestros errores?
Lo único que quieren estas mujeres es que las traten con igualdad,continuar siendo ellas y recuperar la sensación de normalidad, bastante duro es no poder controlar lo que ocurre con tu cuerpo y gran parte de tu vida.

Tras una masectomía, en la que pueden perder uno o los dos senos, las consecuencias psicológicas son enormes, algunas ni tan siquiera pueden mirarse a un espejo o creen que les han arrebatado su “feminidad”, su autoestima llega a bajar hasta el extremo de no tolerar contacto físico. No nos engañemos, el cuerpo es parte de nuestra identidad y un cambio así necesita de muchísimo trabajo continuo y aceptación personal.
¿Ayuda la sociedad? Pese al magnífico trabajo que hacen campañas, grupos de apoyo y organizaciones, el hecho es que gran parte de la sociedad sigue adoctrinada bajo cánones que demandad una “perfección” idealizada y ficticia, especialmente en la mujer. Si esto ya es irreconciliable con la mayoría de mujeres ¿te imaginas como es para ellas?

Tras la mastectomía a menudo se puede decidir si se intenta una reconstrucción, y recalco intentar; no es una opción siempre viable. Del doloroso y largo proceso que conlleva una reconstrucción mamaría hay mujeres que lo único que obtienen es, unas prótesis muy incómodas que hay que extirpar y reemplazar cada x tiempo, o un rechazo del cuerpo durante los meses de postoperatorio.

¿Que pasa con las mujeres que no quieren o no pueden reconstruir sus senos?

Pues en el aspecto estético algunos se están uniendo con el firme propósito de normalizar la situación y empiezan a surgir voces que diseñan opciones compatibles con sus cuerpos.
Este es el caso del proyecto finlandés de arte social Monikini 2.0, donde la diseñadora Elina Halttunen tras pasar por una mastectomía decidió crear algo que ayudara a que sigamos integrando esta realidad.
Halttunen convocó a varios diseñadores de moda para crear una colección de trajes de baño que dejaran al descubierto el seno que ya no existe, desafiando la estrechez de miras de un mercado que simplemente carecía de productos de esas características y buscando dar una imagen positiva y de auto-aceptación.

SWIMSUIT DESIGN BY ELINA HALTTUNEN

ELINA, SWIMSUIT DESIGN BY ELINA HALTTUNEN

Cada uno de los trajes de baño diseñados se pensó para el cuerpo de una de las mujeres que colabora como modelo, mujeres que también habían pasado por una mastectomía y quieren continuar con su vida exactamente igual sin necesitar para ello de una reconstrucción de sus senos. Estas mujeres no se sienten víctimas y muestran sus cicatrices tras haber vencido a una grave enfermedad, orgullosas de sí mismas y de su segunda oportunidad.

Milsse_monokini2

MILSSE, SWIMSUIT DESIGN BY TÄRÄHTÄNEET ÄMMÄT

Monokini 2.0., muestra una colección en su mayoría más cercana a la alta costura o pasarela que a su uso diario, pero es por medio de su lenguaje visual que se abre camino a lugares menos usuales, incluido el expositivo, ya se ha podido ver expuesto en el museo de fotografía de Finlandia y Suecia y pronto lo hará en Noruega.

Camilla_monokini21

CAMILLA, SWIMSUIT DESIGN BY TIMO RISSANEN

En su página web (en inglés) puedes ver más imágenes, consultar su manifiesto, testimonios de las participantes así como el trabajo de los diseñadores . Otro de los detalles de este proyecto es que como muchos otros actualmente nace gracias al crowfunding y puedes apoyarlo a través de Kickstarter.

Katja_monokini2

KATJA, SWIMSUIT DESIGN BY MERT OTSAMO

Espero que lleguemos a verlo a España y que cada vez sean más los que se sumen a esta normalización, yo no puedo menos que brindarles mi apoyo y aplaudir tanto su labor como a sus poderosas amazonas, valientes, y merecidamente orgullosas.

¿Conoces alguna iniciativa parecida en España?